Innovando en el Mercado de inversión más grande del mundo

Max Property Group

Max Property Group brinda Innovación y Transparencia para el Sector Inmobiliario.

A pesar de ser el tipo de activos más valiosos del mundo[1], la tecnología que subyace debajo del Mercado inmobiliario ha permanecido sin alteraciones durante décadas. Max Property Group, una empresa holandesa de inversión inmobiliaria, tras haber sufrido en sus propias carnes esas prácticas anticuadas y tecnologías desactualizadas, ha desarrollad una plataforma con el potencial de alcanzar un mercado de 228 billones de USD.

El tipo de activos más valiosos del mundo

En 2016, el equipo del Savills World Research calculó el valor de todo el mercado inmobiliario mundial en 217 billones de USD.  En 2017, su investigación mostró que el mercado global sufrió una inflación del 5 %, llegando hasta un valor de mercado de 228 billones de USD[2].

Pongamos esto en contexto, los activos inmobiliarios son el tipo de activo más valioso del mundo. Más valioso que el mercado mundial de acciones y bonos combinados, así como todo el oro extraído a lo largo de toda la historia.

Yolande Barnes, líder del Savills World Research, dijo, “el mercado inmobiliario es el tipo de activos top, es el que más será impactado por las condiciones monetarias globales y que, a su vez, tiene el poder de impactar en las economías nacionales e internacionales”.

En otras palabras, el mercado inmobiliario tiene el poder de afectar a la economía de todo el planeta.

Dada la enormidad de este sector y su potencial impacto en –literalmente- la situación financiera de todo el planeta, es muy curioso que no haya habido más innovación disruptiva que una pequeña ola de startups y avances tecnológicos que han emergido en los últimos años. De hecho, la tecnología para el sector inmobiliario no ha sufrido ningún avance en décadas, a excepción de las plataformas de alquiler.

Barreras de entrada

Además de su gran tamaño, pocas clases de activos pueden ofrecer ingresos pasivos y revalorizaciones comparables al sector inmobiliario, pero irónicamente algunas estas sujetas a las mismas barreras de entrada. Estas barreras pueden incluir acceso a una cuenta bancaria, calificaciones crediticias, financieras, pago de una entrada y dependencia de los profesionales de la industria. Esto es especialmente aplicable a las inversiones “transnacionales”, en las que cualquiera que quiera invertir en otro país se ve obligado, en el mejor de los casos, a realizar varios viajes y confiar en un intermediario, además de necesitar conocer la cultura, leyes e idioma del país objeto de la inversión.

Falta de transparencia

La falta de transparencia en el mercado inmobiliario se refleja en el hecho de que, según las Naciones Unidas, el lavado de dinero puede alcanzar los 2 billones de USD anuales, y una parte importante de esa cantidad se haría a través de transacciones inmobiliarias.

A pequeña escala, muchos propietarios de viviendas han experimentados inconvenientes, como las propiedades con daños ocultos, deudas desconocidas, vecinos problemáticos y todo un amplio abanico de problemas que pueden ser ocultados (por un tiempo, al menos). Los registros de la propiedad operan de forma específica en una región o país, dificultando tener la certeza de la información sobre una determinada propiedad. Por ejemplo, en la mayoría de los estados de USA, se opera bajo un sistema de registros que no está controlado por funcionarios públicos, por lo que no existe la certeza sobre quién es el propietario o cuándo una transacción es válida.[3]

Esta falta de transparencia puede hacer que cada elemento de la inversión inmobiliaria sea difícil, arriesgado y consuma mucho tiempo.

Costes e impuestos


La inversión inmobiliaria internacional está sujeta a múltiples tasas muy variables, tales como: tasa de intercambio, de transferencia, comisiones de intermediarios, tasas legales, impuestos, etc… Y esto sin tener en cuenta los costes de asesores, contables y abogados que tenemos que consultar para hacerlo bien.

Debido a este gran número de intermediarios, la inversión inmobiliaria internacional estará sujeta a un gran número de costos añadidos.

Liquidez y velocidad

Uno de los problemas más significativos con la inversión inmobiliaria es la falta de liquidez. Cuando los inversores inmobiliarios intentan monetizar su inversión… vender una propiedad inmobiliaria puede llevar meses o años y durante ese tiempo el dinero estará “bloqueado”. Incluso los fondos de inversión tienen, a menudo, un período de latencia, que signfica que que vas a tener un período de tiempo (que puede ser de años) en el que el dinero estará bloqueado.

De igual manera, comprar y vender una propiedad puede ser extremadamente lento. De acuerdo con un estudio sobre movilidad en China[4], el 56% de los inversores chinos emplea más de un año en seleccionar una inversión inmobiliaria en USA. En general, emplean unos 6 meses en encontrar la propiedad, y otros 6 meses en completar la transacción.

Entrada de Blockchain

Distributed Ledger Technology (DLT, Tecnología de Libro de contabilidad distribuido), más comúnmente conocido como blockchain, se ha convertido en la mayor fuerza disruptiva del mundo financiero, y está empezando a expandirse por todas las áreas del sector financiero. Una de las industrias en las que DLT podría tener un gran impacto es precisamente en el sector inmobiliario, y específicamente en el de la inversión inmobiliaria. La tecnología blockchain puede mejorar, si no superar totalmente, todas las barreras del (hasta ahora) oscuro mercado inmobiliario. Haciéndolo más transparente, accesible y eficiente.

Entrada de Max Property Group

Max Property Group (MPG) es una empresa de inversión inmobiliaria con sede en Holanda, y que opera además en Alemania y Reino Unido. MPG lleva manejando fondos de inversión inmobiliaria desde 2016, pero sus fundadores, incluyendo Munte Inmobilien en Alemania, han estado activos en este mercado desde hace décadas. MPG también abarca ventas, gestión y alquileres de propiedades. Habiendo soportados los desafíos del sector de las propiedades inmobiliarias en primera persona, MPG decidió modernizar el proceso de inversiones inmobiliarias, y sobre esa idea se desarrolló la plataforma Max Crowdfund desde 2018.

Max Crowdfund es (o será, ya que algunas características están aún en desarrollo) una plataforma de inversión inmobiliaria donde las oportunidades de inversión inmobiliarias pueden ser listadas, compradas por los inversores e incluso supervisadas por las autoridades. El utilizar tecnología DLT significa que cada transacción es registrada en la blockchain y puede ser realizada casi instantáneamente. Max Crowdfund es una de las primeras plataformas que aprovecha la tecnología blockchain para sacudir el mercado de las inversiones inmobiliarias, permitiendo que la tecnología DLT pueda ser utilizada para modernizar el mercado de las inversiones inmobiliarias, abriéndose a un público global.

Barreras de entrada

Probablemente el mayor potencial disruptivo de la tecnología blockchain en el sector de las inversiones inmobiliarias es la eliminación de los altos niveles de entrada. Históricamente, la inversión inmobiliaria ha sido exclusiva de los ricos, ya que requería de varios cientos de miles de dólares como mínimo, y muy comúnmente millones de dólares.

Sin embargo, la tokenización de los activos ha hecho posible que trocear un activo inmobiliario en pequeñas partes, y en consecuencia reduciendo los niveles de entrada en el mercado de inversión a unos pocos cientos de dólares. Por ejemplo, poniendo sus propios fondos en la plataforma Max Crowdfund, MPG ha conseguido reducir con éxito el nivel de entrada hasta solo 1.000 €, sin que afecte al retorno de la inversión, e incluso están ahora trabajando para reducirlo a 100 €. Esto significa que cualquier persona que tenga 100 € puede convertirse en inversor inmobiliario, uniéndose a los ricos y disfrutando de una inversión respaldada por un activo con altos retornos.

Esto es un elemento transformador para el mercado de la inversión inmobiliaria. Considerando que el sector inmobiliario es el de activos de mayor valor en el mundo, y actualmente sólo accesible para los más ricos, el abrir el mercado a “la gente normal” puede considerarse uno de los más grandes hitos financieros de la historia.

Transparencia mejorada

La tecnología blockchain es resistente a la manipulación y, una vez que una actividad ha sido registrada, no puede ser borrada o alterada, resultando un increíble nivel de transparencia.

Cada transacción que tiene lugar en la plataforma Max Crowdfund, ya sea una inversión, la firma de un contrato de alquiler o la transferencia de una propiedad, será grabado en la blockchain.

La plataforma también tendrá una utilidad de gestión de propiedades, por lo que actividades como renovaciones, reparaciones, hipotecas o contratos de alquiler pueden también ser grabados en la blockchain. De esta manera, cuando los inversores ven una propiedad, pueden acceder a información importante sobre ella, como las reparaciones realizadas o el historial de arrendatarios, previas ventas (y a qué precios), etc. Eliminando la necesidad de agentes y abogados, y reduciendo los riesgos de decepción.

Si la tecnología blockchain fuera también adoptada por las autoridades, se podría, teóricamente, llegar a un registro global mundial donde todas las propiedades y todas las operaciones son registradas bajo un único sistema internacional.

Costes e impuestos

Automatizando gran parte del proceso de venta, Max Crowdfund está logrando la eliminación de muchos de los costes asociados a la inversión inmobiliaria. Los costes de los agentes inmobiliarios son eliminados completamente, ya que las propiedades son cuidadosamente revisadas antes de su inclusión en la plataforma, así como toda la información relacionada y suministrada. El acceso a los documentos registrados, la información hipotecaria y el resto de información relevante será libre y de esa forma el inversor puede tomar una decisión correctamente informado, sin necesidad de un intermediario.

Esta automatización va más allá, ya que se eliminan costes notariales, legales y contables. Las transacciones suceden electrónicamente en la plataforma, sin la necesidad de “firmar ante testigos”, ya que viene implícito en el funcionamiento de la tecnología blockchain. Los intermediarios son reemplazados por tecnología y por lo tanto los costes son reducidos a niveles relativamente estrechos.

Liquidez y velocidad

Históricamente, una persona o empresa que posee una propiedad y quiere liquidarla, tiene que: listar la propiedad con un agente, acceder al mercado, esperar por un comprador con suficiente dinero para comprar el total de la propiedad, desarrollar el proceso de venta, negociación de precios, papeleos, etc.

Con los activos tokenizados, una persona o empresa poseerá una fracción de la inversión inmobiliaria, a modo de acción de una empresa, que estará representada por un token digital. Generalmente, podrán ser pequeñas unidades de 1.000 € y toda la información relacionada con el activo estarán disponibles en la blockchain. El proceso de venta no requiere más que poner el activo a la venta en el mercado digital y es un acto que no requiere más que unos pocos segundos.

Sobre MPG

Max Property Group (MPG) está formado por profesionales del sector inmobiliario con décadas de experiencia acumulada por todos ellos. Desde su fundación en 2016, MPG ha levantado varios millones de euros en inversión, y actualmente acumulan activos valorados en más de 8 millones de euros (de acuerdo a las auditorías de fin del 2T de 2019). Actualmente están gestionando propiedades en Holanda (Rotterdam y áreas cercanas), Alemania (región de la Baja Sajonia), y el Reino Unido, además de otros servicios como agencia de alquileres o “academia de formación en blockchain inmobiliaria”.

LA idea para la plataforma Max Crowfund es que crezca bajo la idea que tiene la empresa de ayudar a superar las históricas barreras que han afectado a esta industria, superándolas gracias a las herramientas tecnológicas. El desarrollo de la plataforma ha sido un éxito con todos los objetivos alcanzados en los plazos que se plantearon. La plataforma tiene varias decenas de miles de usuarios registrados; la plataforma es completamente funcional, pero se van añadiendo nuevas características de acuerdo con el “roadmap”.

Inversión vía Max Crowdfund

Inversiones inmobiliarias de alta calidad están ya listadas en Max Crowdfund y los usuarios registrados pueden comprarlas ya (tras superar los procesos de KYC de la plataforma). Los pagos en la plataforma están basados en euros, pero se pagan con tokens MPG. Esto permite que la transacción sea registrada en la blockchain. Los tokens MPG llevan en circulación desde enero de 2019 y están listados en varios exchanges, tal y como muestra CoinMarketCap (https://coinmarketcap.com/currencies/max-property-group/).

MPG está actualmente cumplimentando la prestigiosa licencia para operar por parte de las autoridades financieras holandesas (Dutch Financial Authorities, AFM). Después, registrarán la de la siguiente jurisdicción. Tan pronto como se consiga, la plataforma abrirá el listado a los productos de inversión de terceras partes. Los proyectos que busquen financiarse podrán listarse en la plataforma cuando llegue ese momento, y los inversores tendrán acceso a un número mucho más amplio de oportunidades de inversión de alta calidad.

MPG está actualmente inmersa en una ronda de capital para financiar el desarrollo final de la plataforma y las licencias que le permitirán los listados de inversiones de terceros. Los detalles pueden consultarse en la propia web de Max Crowdfund (https://maxcrowdfund.com/en/mpg-security-token).

Enlaces oficiales

Webhttps://maxcrowdfund.com
Twitterhttps://twitter.com/maxcrowdfund
Facebookhttps://www.facebook.com/MaxCrowdfund/
Telegramhttps://t.me/MaxPropGrp
Mediumhttps://medium.com/maxpropertygroup
LinkedInhttps://www.linkedin.com/company/maxpropertygroup/


[1]https://www.savills.co.uk/blog/article/216300/residential-property/how-much-is-the-world-worth.aspx

[2]https://www.savills.co.uk/blog/article/216300/residential-property/how-much-is-the-world-worth.aspx

[3] Blockchain: Digitally Rebuilding the Real Estate Industry by Avi Spielman B.A., Philosophy, 2008 Vanderbilt University https://dspace.mit.edu/bitstream/handle/1721.1/106753/969450770-MIT.pdf?sequence=1

[4]http://downloads.juwai.com/pdf/2018-chinese-global-travel-survey-report.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *